Me comunico asertivamente, luego existo.

 

Seguramente que habrás oído hablar de la Asertividad muchas veces y es probable que no tengas claro qué quiere decir exactamente.

Siempre que pregunto en una ponencia o taller qué es la asertividad, los asistentes lo suelen confundir con la empatía, y son dos cualidades diferentes aunque relacionadas entre sí.

La primera vez que escuché la palabra asertividad, yo tenía 15 años, estaba en plena adolescencia  y me faltaba seguridad como es natural en una etapa de cambios y uno de los mentores principales de mi vida me habló de este concepto poniéndome un ejemplo. Me dijo que la persona asertiva era aquella que cuando hacía su trabajo y su jefe venía y lo observaba y no decía nada al respecto, es decir no emitía ninguna valoración, ella se quedaba satisfecha dado que su autoaprobación era suficiente. Además añadía la tranquilidad de ésta al no sentirse obligada a tener que adivinar o anticipar lo que su jefe deseaba, por lo que si no expresaba disconformidad, suponía que todo estaba bien.

En aquel momento comprendí perfectamente que la asertividad te liberaba de la pesada carga de responsabilizarse del otro, pero que para desarrollarla, uno necesitaba mucha seguridad y poner en práctica la aprobación personal y no tomar en cuenta los juicios o evaluaciones externas.

Fotolia_7454142_L+-Mujer-brazos-abiertos-1024x800-730x410

La realidad es que con la educación que hemos recibido tan condicionante de nuestra creatividad , nos podemos quedar anclados a ese niño de 5 años que en plástica dibujaba y le decía a su seño, ¿seño está bien?, y al fin de cuentas la opinión personal de otro era la encargada de evaluar su trabajo.

Cinco años después una compañera psicóloga me pasó una declaración de derechos asertivos , sin duda la mejor declaración que he leído, pues se desarrolla en contraposición a los supuestos tradicionales sociales y protocolarios que nos trasmiten con la educación y que castran nuestra libertad de pensamiento, acción e incluso emoción. En esa declaración maestra, pude ver cómo con cada derecho apela a la libertad de ser uno mismo, auténtico , de darse el permiso de ser sincero, más que educado, siempre y cuando la situación invada nuestros límites y requiera de ello.

Algunos de esos derechos son los siguientes:

1º Derecho a decir no: no siempre hay que agradar a los demás.

2º Derecho a estar sólo: no siempre hay que estar por o para los demás.

3º Derecho a no aceptar los consejos de los demás: aconsejar es fácil desde fuera. Las respuestas están dentro de uno mismo. Un coach te ayuda a encontrarlas.

4º Derecho a ser el primero algunas veces: así sin más.

5º Derecho a no estar de acuerdo y decirlo: ¿cuántas veces te callaste?

6º Derecho a cuestionarse la opinión de un profesional: no hiciste la preguntas necesarias para ti por miedo a parecer tonto.

7º Derecho a sentir lo que siento y a expresarlo adecuadamente: tus sentimientos son válidos, los sientes, son reales, están ahí. Que nadie te diga que son una tontería o hay cosas peores en la vida para sentirse así.

8º. Derecho a ser el juez último de mis acciones, pensamientos o sentimientos: la autoevaluación y reflexión nos conduce al desarrollo personal y a la autonomía de éste.

9º Derecho a cambiar de opinión o sentimientos. Es normal, no estás loco.

10º Derecho a ser tratado con respeto.Nadie tiene por qué humillarte o no respetar tu opinión, sentimiento y experiencia.

11º Derecho a ser independiente. No tienes por qué depender de otros ni que dependan de ti. Otra cosa es la autodependencia, que tiene que ver con la propia gestión de mi dependencia social y natural de relacionarme y compartir  con los demás.

12º Derecho a disfrutar y gozar. Este último me encanta. Parece que tenemos que estar amargados y preocupados siempre para parecer adultos serios. Incluso tienes ese derecho aunque otros estén amargados.

Podríamos seguir desarrollándolos, pero en definitiva, todos podríamos sintetizarlos en una de mis palabras favoritas y valores bandera: La libertad.

balloon-1046658_640

Años más tarde asistí a un seminario de coaching y me entregaron un papel que definiía la asertividad como la capacidad de comunicar lo que siento y pienso de la manera adecuada y en el momento adecuado.

La capacidad de comunicar no está sólo relacionada con aprender unas técnicas de comunicación o hablar educadamente.

La comunicación tiene que ver más profundamente con la capacidad de expresar mi verdadero ser, quién soy realmente, qué siento, o hablar expresando lo que siento realmente en ese momento, permitirme decir lo que realmente pienso.

Podríamos decir algo así como, “Me comunico, luego existo”.

Pero para permitirme existir desde la autenticidad primero necesito saber que ese es mi derecho y luego quitarme las cadenas del condicionamiento externo aprendido y empezar a explorar quién soy.

Te invito a profundizar en ti pasando tiempo contigo mism@ a solas para evaluar qué tan fiel te estás siendo, dónde no te expresas y por qué, cuándo te sucede, con quién o quienes y ahondes en descubrir qué te impide ser asertivo o libre de ser tú mismo.

woman-breathing-outdoors-fb

Desarrollar la asertividad no es tarea fácil y muchas personas necesitan retirarse para calibrarse, sentirse y poder reajustar o equilibrar su vida y adaptarla a sus necesidades, respetándose en sus tiempos y espacios. Conseguir hablar de la manera adecuada o en el momento oportuno también necesita de práctica hasta que sea un hábito.Desde mi experiencia personal, ser asertivo requiere de un proceso de autoindagación y conocimiento de uno mismo, y de una práctica diaria como forma de relacionarme conmigo mismo y con mi entorno.

Cover-Activa-Tu-Cambio [1318533]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s